Terapia Radiactiva con medicina nuclear

Los radiofármacos usados como agentes terapéuticos, están diseñados de manera que hacen llegar altas dosis de radiaciones a zonas malignas seleccionadas de los órganos o tejidos objetos del tratamiento, y a la vez sólo permiten llegar dosis mínimas a las células sanas circundantes. La energía depositada se mide con lo que se conoce como transferencia lineal de energía (TLE), que difiere según se trate de radiaciones alfa, beta o gamma.

Radiación Alfa

Son partículas pesadas integradas por dos protones y dos neutrones. Debido a su masa no puede recorrer más que un par de centímetros en el aire, y no puede atravesar una hoja de papel, ni la epidermis, se caracterizan por liberan una gran cantidad de energía.

Radiación Beta

Está compuesta por partículas de masa similar a las de los electrones, lo que le confiere un mayor poder de penetración. El aspecto más conocido es el uso de radioyodo (Yodo- 131) en el tratamiento del hipertiroidismo y del cáncer diferenciado del tiroides. Se basa en la emisión beta del Yodo-131, de alta energía y corto alcance, la que, al ser incorporada a la célula tiroidea, produce su destrucción sin mayor daño sistémico.

Radiación Gamma

Es de carácter electromagnético, en Medicina Nuclear se utiliza solo con fines diagnósticos, de hecho de ahí viene el nombre de los estudios que realizamos; gammagrafía, nuestros equipos son detectores de radiación gamma.

Nos interesa conocer su opinión, ponemos a su disposición el siguiente formulario de contacto.

Envíenos un correo ó comuníquese a nuestros números.

informes@medicanuclear.com
(55) 10 55 14 55 y (55) 51 19 99 79
55 62 94 11 05

menu